Balmaceda Arte Joven y Fundación Minera Escondida Potencian Arte Fotográfico  en Antofagasta

Balmaceda Arte Joven y Fundación Minera Escondida Potencian Arte Fotográfico en Antofagasta

Talleres, clínicas y exposiciones tuvieron a las fotografía como eje esta temporada. BAJ además se adjudicó Fondart para mejorar espacio expositivo y realizar exhibiciones el año 2014.

Clínicas como la realizada por el destacado artista español Leo Simoes. Talleres para jóvenes a cargo de reconocidos fotógrafos antofagastinos, como Juan Leonel Molina y Rodrigo Rodríguez. Exposiciones colectivas, como “Resiliencia de la Perla, resultado de taller organizado por CNCA y “Testimonio de Inocencia”, de Angélica Araya, Diego Rojo y Claudia Gallardo. Todas hitos enmarcados en el programa conjunto de actividades artístico culturales que acogen Fundación Minera Escondida (FME) y Balmaceda Arte Joven (BAJ).Todas, además, avalando el fructífero año que tuvo el arte fotográfico en Antofagasta y que el próximo continuará en la misma senda, ya que Balmaceda Arte Joven se adjudicó el Fondart Regional para potenciar en la Sala de Arte FME (Avenida O’Higgins 1280, Antofagasta) un espacio expositivo con énfasis en la fotografía, ofreciendo a los artistas condiciones de iluminación cada vez más adecuadas y profesionales para exhibir sus obras. Una convocatoria abierta para exponer el año 2014 considera este proyecto.

MUESTRAS FOTOGRAFÍCAS

En lo inmediato, tres muestras de artistas locales cerrarán este año el programa expositivo de ambas instituciones (enero a diciembre), comenzando con la exposición “Click: Un instante en la biodiversidad”, la que estará abierta al público desde este 27 de diciembre. Resultado del concurso del mismo nombre realizado por Balmaceda Arte Joven, Fundación Minera Escondida y Conaf, la exhibición busca relevar mediante el arte el trabajo de conservación y preservación de la biodiversidad en nuestra región.

Continuando con la temática local, Francisco Grisolía presentará desde el 6 de enero en la Sala de Arte de FME “Entre Mar y Desierto”, propuesta que se traduce en un diálogo entre los dos paisajes más preponderantes de nuestra zona, como lo son los húmedos parajes costeros y el árido calor del desierto. Con su magnífico uso del color, Grisolía nos hará patentes los detalles que nos entrega el maravilloso, vívido y diverso paisaje antofagastino.

La última exposición se abrirá al público el 16 de enero. Testimonio del trabajo del joven periodista Roberto Polanco, nos trasladará a Salvador de Bahía en Brasil. “Racimos de Segundos” nos mostrará una dura realidad, aquella que viven los niños abandonados de ese país, exhibición que trae a Antofagasta con la finalidad de motivar a la comunidad a participar de actividades que entreguen beneficios a personas que lo necesitan. Estas tres exposiciones son parte del proyecto de extensión de BAJ que cofinanció el FNDR 2% de Cultura 2013.

 

 

Los comentarios están cerrados.